• Productos

    • PRECA Soluciones Constructivas

    • Articulos: 0   Cantidad: 0
    

¿Cómo aplicar barniz?

El barniz le da un hermoso acabado a los objetos de madera y a las pinturas. Antes de aplicarlo en madera, lija el objeto y limpia tu lugar de trabajo. Aplícalo en varias capas finas y deja que cada una se seque por completo antes de aplicar la siguiente. Para barnizar una pintura, déjala secarse del todo y luego pásale cuidadosamente el barniz por encima. Para muchas pinturas basta con una capa, pero puedes añadir otra siempre y cuando hayas dejado secar por completo la capa anterior.

Método 1
Prepararse para barnizar madera

1.  Lija la madera: Es necesario hacerlo para eliminar cualquier imperfección y mancha antes de aplicar el barniz. Usa papel de lija de grano 100 en el caso de los objetos de madera sin acabado y trabaja en el sentido de la fibra de la madera. Lija con suavidad hasta que el objeto de madera quede liso. Si está teñido, utiliza papel de lija de grano 240 o 280.

2. Limpia tu lugar de trabajo. Si bien el barniz es un acabado bello y duradero, también es propenso a retener polvo, pelos y otras impurezas antes de secarse. Planea realizar el barnizado el objeto de madera en una zona limpia y libre de perturbaciones. Si es posible, aplica el barniz en un lugar distinto a donde lijes el objeto de madera. Si debes utilizar el mismo lugar, pásale la aspiradora a fondo (no barras) después de lijar. Trapear el piso antes de empezar también ayudará a controlar el polvo.

3. Reúne los materiales para barnizar. Lo único que necesitas son unos cuantos materiales básicos para barnizar madera. Todos estos se encuentran disponibles en cualquier ferretería de tu localidad. Consigue lo siguiente: 
Barniz (lee atentamente la etiqueta para asegurarte de que sea un auténtico barniz a base de aceite, no de poliuretano)
Un pincel (de preferencia, de cerdas naturales)
Una varilla para revolver
Una taza medidora grande y transparente con marcas al costado
Disolvente de pintura (aguarrás o gasolina blanca)
Guantes de goma y una mascarilla (opcional)

4. Revuelve con cuidado el barniz. Evita agitar el bote de barniz. Ábrelo con cuidado y revuelve bien el contenido con la varilla. Trabaja de forma lenta y suave. No debes introducir burbujas de aire en el barniz.

5. Diluye el barniz. En la taza de medir, vierte lo suficiente de esta sustancia para aplicar la primera capa. La cantidad exacta varía según el tamaño del objeto de madera, pero por lo general es mejor empezar con poco, ya que siempre puedes añadir más. Luego, incorpora un poco de disolvente de pintura al barniz y revuelve con cuidado. 
Los expertos recomiendan usar entre el 20 y el 25 % de disolvente para la primera capa de barniz y de 5 a 10 % para las capas posteriores.
Por ejemplo, si echas 3/4 de taza de barniz para la primera capa, añade 1/4 de taza de disolvente. Para las capas posteriores, puedes echar 270 ml (9 onzas) de barniz y 30 ml (1 onza) de disolvente.

Método2
Aplicar barniz en la madera

1. Aplica ligeramente el barniz en la madera. Mete solo la punta del pincel en la mezcla de barniz y disolvente y aplícala con suavidad en el objeto. Trabaja en el sentido de la fibra de la madera, no de un lado a otro. Empieza en una esquina y haz 0,09 metros cuadrados (1 pie cuadrado). Una vez que hayas terminado, desplaza el pincel y haz otro cuadrado junto al anterior. Repite hasta cubrir toda la superficie. Sigue metiendo el pincel en el barniz para mantenerlo húmedo. Ponte guantes de goma y una mascarilla si quieres protegerte contra los vapores y los derrames.

2. Emplea el método de “tipping off” mientras el barniz aún está húmedo. Este método alisa la superficie del barniz y ayuda a evitar la formación de burbujas y rayas. Para hacerlo, sostén el pincel en ángulo recto con la superficie de trabajo y pasa ligeramente solo la punta del pincel sobre toda la superficie barnizada. Aquí también debes trabajar en el sentido de la fibra de la madera. 

3. Aplica dos capas finas de barniz, luego lija y aplica otra. La mayoría de los objetos de madera requieren varias capas de barniz. Deja secar por completo cada capa. Esto tardará al menos 6 horas y tal vez hasta más de 24 horas. Una vez que haya secado la segunda capa, lija el objeto con papel de lija de grano 320. Retira los residuos con un trapo y luego aplica mínimo una capa más de barniz. 
El barniz estará seco cuando no lo sientas pegajoso al tacto. En caso de que el papel de lija se obstruya con residuos, es señal de que el barniz no se ha secado lo suficiente. Los objetos de uso ligero (como las molduras de madera) pueden necesitar solo una capa de barniz. Los objetos de uso intensivo (como los muebles) pueden requerir cinco capas.
Deja curar la capa final por varias semanas antes de usar el objeto.

Método3
Barnizar una pintura

1. Espera a que la pintura esté del todo seca. Si aplicas barniz antes de esto, crearás un desorden y arruinarás tu trabajo. Las pinturas al óleo deben curarse por varios meses antes de estar listas, mientras que las pinturas acrílicas deben secarse por completo en 24 horas. 

2. Limpia tu lugar de trabajo. El barniz atrae polvo y otras impurezas, así que minimízalos pasando la aspiradora por todo el lugar de trabajo con anticipación. No barras porque así solo levantarás más polvo. Cierra las puertas y las ventanas para impedir la entrada de más polvo. 

3. Reúne los materiales para barnizar. Lo ideal es usar un pincel ancho, suave y plano para el barnizado. Para evitar introducir impurezas, separa un pincel exclusivamente para barnizar, no para pintar. Límpialo después de cada uso. También necesitas barniz de artista (para pinturas acrílicas o al óleo, dependiendo de la tuya) y una bandeja poco profunda para echar el barniz en ella. 

4. Prepara el barniz para aplicarlo. Abre el bote de barniz y revuélvelo bien con suavidad. Vierte una cantidad pequeña en la bandeja poco profunda. Carga el pincel pasándolo por el barniz y luego límpialo en el costado de la bandeja.

5. Aplica el barniz en la pintura. No levantes el pincel durante la aplicación, de modo que el barniz no se corra. Usa el pincel dando pasadas largas y homogéneas desde la parte superior hasta la parte inferior de la pintura. Procede de un lado a otro. Aplica solo una capa fina. 

6. Si deseas, añade otra capa. Una capa de barniz es suficiente para muchas pinturas. Si prefieres una cobertura más gruesa, deja secar la primera capa por 24 horas antes de aplicar una segunda. Para aplicar la segunda capa, pasa el pincel de forma horizontal en vez de vertical, como lo hiciste con la primera capa. Así lograrás una óptima cobertura. 
 Si dejaste sin cubrir algunas zonas en la primera capa, no la vuelvas a repasar hasta que se haya secado por completo.Para una capa muy gruesa, añade una tercera capa de barniz después de esperar a que seque la segunda.

Consejos
El barniz es más eficaz en las maderas de grano grueso como el roble, el fresno y el nogal. 
El barniz para madera tiene un bajo nivel de toxicidad, pero su olor puede ser fuerte. Aplícalo en una zona bien ventilada.