• Productos

    • PRECA Soluciones Constructivas

    • Articulos: 0   Cantidad: 0
    

7 consejos para iluminar tu casa

La iluminación es uno de los aspectos fundamentales a tener en cuenta en una vivienda, aunque en algunas ocasiones pase inadvertida y no prestemos demasiada atención. Con una buena iluminación podrás acentuar zonas, crear ambientes, destacar texturas y dar sensación de amplitud. Durante mucho tiempo la luz fue un tema que tenía que ver más con la decoración antes que ser parte del proyecto arquitectónico, pero esta tendencia  fue cambiando y pasamos a una época en que la integración de la luz técnica dentro de la arquitectura adquirió gran importancia.

La iluminación es un factor misterioso que cambia de manera decisiva la percepción de un espacio y permite crear ambientes. La luz presenta diferentes temperaturas y su correcto uso nos puede ayudar a optimizar el desarrollo de las tareas de trabajo o lectura. Como regla general, es  recomendable  poner en cada habitación más de un punto de luz. El histórico punto del techo en el centro de la habitación es conflictivo. No es lo más agradable ni lo más  funcional porque la luz va sólo en una dirección y cuando recorres el espacio te haces sombra a ti mismo. Ahora bien, cada ambiente de la casa tiene alguna premisa propia al momento de ocuparnos de la iluminación:

1. Iluminación para el salón
La sala es la zona de la casa donde pasamos la mayor parte del tiempo, por eso debe ser acogedora, flexible y cómoda. Uno de los principales errores que se cometen en la iluminación es dirigir la luz hacia el suelo en lugar de hacia las paredes, pero la tendencia ha ido cambiando y lo que se busca ahora es iluminar la pared que es lo que se ve.

Iluminar el plano vertical puede ser tan sencillo como orientar las lámparas del techo hacia las paredes o con lámparas decorativas que emitan la luz en 360 grados  o con un esférico. Todo lo que llene las paredes de luz. Y no olvidar el techo.

Además, si las lámparas tienen regulador de intensidad podremos crear una atmósfera más acogedora, cálida e íntima cuando lo deseemos. Es conveniente que las lámparas sean de luz cálida. Si combinamos la luz de techo con lámparas de pie y apliques, nos permitirá crear un ambiente acogedor que nos abrace mientras estemos allí. De acuerdo al uso y momento del día, podemos elegir distintos encendidos para crear la escena deseada. Si hay objetos especiales que buscas destacar como cuadros o piezas decorativos, usar luz puntual.

2. Iluminación para el comedor

Para iluminar el comedor la mejor opción es la utilización de una o varias lámparas de techo que baje sobre la mesa del comedor (justo en el plano superior de los ojos, para no deslumbrar).

3. Iluminación para la cocina

Para iluminar correctamente la cocina y que puedas visualizar con facilidad fondos de armario y cajones dispondremos de luminarias generales y otras puntuales.

Si tienes un rincón para los desayunos o tienes una isla, pon una lámpara de techo suspendida en dicha zona. De esta manera conseguirás dos ambientes en un mismo espacio.

También puedes iluminar la zona de trabajo en la encimera, con unos perfiles de aluminio con tiras de led instaladas en la parte baja de los muebles altos de la cocina. Conseguirás iluminar toda la encimera sin hacerte sombra mientras cocinas.

4. Iluminación para dormitorios
Para la distribución de la iluminación en los dormitorios, recomiendo una o más luces principales cenitales (en función del tamaño del dormitorio), para iluminación general.

En las mesitas de noche lo más idóneo es acompañar con lámparas de sobremesa o aplique al cabezal. Ten en cuenta que la mejor luz para leer es la que ilumina el libro desde arriba, por lo que contar con lámparas con cabezal orientable y brazo articulador es la mejor opción.

La luz puntual la usaremos en las zonas de trabajo, armarios o espejos. Si hay espacio para un sillón de lectura, es conveniente acompañarlo con una lámpara de pie para lectura.

5. Iluminación para baños
En el baño, sitúa apliques encima y/o a ambos lados del espejo, de este modo podrás verte con claridad en él y eliminar sombras indeseadas. Es tendencia también incorporar las iluminarias en el espejo.

Para mejorar y ampliar la iluminación en el baño, utiliza uno o varios focos principales en el techo.

En el baño debemos tener en cuenta el índice de protección de las luminarias. El contacto con el vapor puede dañarlas, así pues, deben ser luminarias especiales para este tipo de estancias.

6. Iluminación en áreas de estudio

Si disponemos de zona de estudio, una sobremesa con regulación de luz nos ayudará a concentrarnos y no tener fatiga visual. Evitar contrastes intensos de luz y sombra en el ambiente. También es una buena opción colocar una lámpara colgante sobre el plano de lectura o trabajo.

7. Iluminación para el exterior de tu casa 
Para el jardín o espacio exterior de las viviendas hay infinidad de tipos de iluminación a utilizar. En este caso, dependerá del uso que le vayas a dar. Para la iluminación decorativa de árboles, flores u objetos esculturales, las estacas dan una luz puntual que puede dirigirse y enfocar el objeto en sí.

Si tienes piscina puedes iluminar con focos Led sumergibles.

Para terrazas cubiertas, utiliza una lámpara colgante exterior o plafones de techo para iluminarla. También puedes usar luminarias o farolillos fijos o apliques en las paredes para aumentar la luz.

Las zonas críticas pueden ser accesos, caminos, escalones o ventanas. Aquellos que por motivos de seguridad requieran una iluminación extra.